Mis hijos no son principes

Texto de Arcelia Flores, madre, artista y ama de casa educando a  dos niños bilingües en un pequeño pueblo de Holanda.

Tengo dos hijos, el mayor tiene 6 años y el menor 3, mis hijos no son “mis príncipes”, no son “mis reyes”, ni tampoco son mis “angelitos”. Mis hijos son dos personas, dos individuos con nombres propios. Les gustan los coches, les gustan los monstruos, les gusta el color azul, les gusta el color rojo y también les gusta el color rosa. Les encantan jugar a que son “zombis”, les gusta armar trenes de madera, les gusta brincar, correr, andar en bicicleta… a mi hijo menor, de tres anos, le gustan los bebés, le gustan las carriolas y le gusta jugar en su cocina, le gusta cocinar y prepararme un café o un té “de a mentiras”. A mi hijo mayor le gusta también ir a la biblioteca y leer, leer y leer.

Me gusta pensar que estoy criando a dos niños libres de elegir lo que les gusta. Creo que al permitirles elegir lo que les interesa, también les estoy mostrando que los respeto como individuos… cuando mi hijo menor me pidió que le comprara un bebé de juguete, no lo dude, a él le gusta abrazar y ser cariñoso, cuando lo veo con su bebé pienso en que será un gran papá, cuando juega en su cocina y me ofrece un café, pienso que será un esposo maravilloso… no han faltado los comentarios de algunas personas sobre la cocina que adorna nuestra estancia, para mi esos comentarios no son relevantes, mis hijos son dos niños felices, haciendo lo que les gusta y jugando con lo que les gusta. En esta casa no existen las frases “eso es de niñas” o “no chilles que eres machito”.

650_1000_Captura de pantalla 2012-09-06 a las 22.32.29También creo en los límites, así que mis hijos no pueden evadir lo que “no les gusta” a mis hijos no les gustan las tareas de la casa, pero hay cosas inevitables, así que aunque no sea de su agrado tienen que aprender a colaborar, y poco a poco lo están aprendiendo, aún son muy pequeños para aspirar o fregar, o para lavar trastes o su ropa, sin embargo ellos saben en dónde poner su ropa sucia, saben que tienen que recoger sus juguetes y también saben que deben ayudar a recoger la mesa después de comer. A su corta edad nunca han escuchado la frase machista de “eso es para “mujercitas” y en esta casa no lo escucharan, aquí no hay “mujercitas”, ni machos, aquí vivimos cuatro personas.

Su preferencia sexual no es un tema que me quite el sueño… si se enamoran del sexo opuesto bien y si no también estará bien, en realidad mi más grande deseo es que no se enamoren de una “falsa princesa” de ese tipo de niñas que actualmente abundan, que se creen merecedoras de todo el amor sin amarse a si mismas, de esas princesas que creen que las marcas son las que las hacen mujeres, de esas princesas que se matan de hambre, de esas princesas que pasan gran parte de su tiempo en los centros comerciales, de esas princesas que se han olvidado de la belleza interior porque la exterior es la que creen que cuenta, de esas princesas que no se preocupan por su prójimo porque están muy ocupadas en si mismas, de esas princesas que se autonombran “princesas” cuando en realidad los títulos nobiliarios no deberían ni existir… eso si me preocupa, eso si me aterra, por favor hijos no se enamoren de una princesa!! … o más bien no me debería preocupar porque estas princesas están buscando príncipes azules y mis hijos afortunadamente no lo son.

Anuncios

Acerca de Yun

No sufro de locura, la disfruto a cada momento
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Imagenes, Princesamiento y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s