Princesar niñas, un arduo trabajo de mercadotecnia

Hay más…

Aquí juegan más empresas que destinan a las niñas sus esfuerzos de mercadotecnia, en esta ocasión, Barbie y las Bratz, son juguetes con líneas de ropa, dibujos animados y parafernalia relacionada. Las princesas no solo usan corona, el “princesamiento” es un proceso actitudinal que pasa por la hipersexualización de las niñas, la moda, las actitudes, el lenguaje.

???????????? Bratz_dolls

Otro ejemplo son las “monster high” una línea de juguetes que marcan una serie de pautas de comportamiento en las niñas y que las llevan de princesas de cuento de hadas a “princesas de halloween” pero princesas al fin, al pendiente de su apariencia, de la moda, las relaciones con los chicos y sobretodo dejan muy claro con su apariencia cuáles cuál es el arquetipo dominante para ser una chica exitosa, la delgadez absoluta, el maquillaje, la cabellera larguísima, la juventud…

Monster-High

Estas muñecas han sido un “hit” de ventas y parece que está lejos el día en que queden en el olvido, sólo hay que darse una vuelta por las jugueterías para ver la posición que tienen en el mercado. El mercado global pasa por “educar” a sus consumidores para crearnos necesidades que no tenemos, entre ellas reproducir el machismo… Desprincesemos a las niñas, exorcicemos muñecas que reproducen machismo y sumisión en las niñas 😉

Sin más un video…

Anuncios

Acerca de Yun

No sufro de locura, la disfruto a cada momento
Vídeo | Esta entrada fue publicada en Bibliografía. Guarda el enlace permanente.

Comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s